Prisión domiciliaria: Vecinos quisieron linchar a un preso que había sido beneficiado –

30-04-2020 13:01 Por InformateAca

Vecinos de Esquel quisieron linchar a un preso que había sido beneficiado con prisión domiciliaria por el peligro de contagio de coronavirus en las cárceles

 

 

Hoy en Esquel un preso que había recibido la prisión domiciliaria fue atacado por vecinos que casi lo linchan. Pablo César Sommaruga estaba alojado en la Unidad 14 y lo liberaron por la emergencia sanitaria por el coronavirus.

El hecho ocurrió en el barrio Vepam de Esquel cuando vecinos se enteraron por las redes sociales que el delincuente sería hospedado en una casa del vecindario para cumplir su condena de manera domiciliaria. El preso había sido condenado por ser parte de “La banda de los patovicas”, un grupo de secuestradores que se hizo conocido en 2002 por cortarle el dedo a una de sus víctimas.

Cuando los vecinos se enteraron de que vivirían en cercanía al delincuente lo esperaron afuera de la vivienda y lo atacaron. Tuvo que intervenir personal policial de la Unidad 14 que resultó herido.

Tras el ataque, el delincuente pidió a los policías que lo llevaran nuevamente a la Unidad 14. La prisión domiciliaria había sido dispuesta por un fallo del Juzgado Nacional de Ejecución Penal N° 1 que conduce el juez José Pérez Arias. Sommaruga había sido condenado a 16 años y medio pero la pena terminó siendo de 18 años porque se le unificó la condena con otro delito.

En cuanto a las prisiones domiciliarias, Alberto Fernández aseguró hoy en su cuenta de Twitter: «Es conocida mi oposición a ejercer la facultad del indulto. Digo esto en momentos en que una campaña mediática se desata acusando al Gobierno que presido de querer favorecer la libertad de quienes han sido condenados».

Y agregó: «La Argentina, como todo el mundo, enfrenta una pandemia de enormes proporciones. El riesgo de contagio se potencia en los lugares de mucha concentración humana por lo que las cárceles se convierten en un ámbito propicio para la expansión de la enfermedad».

«En Argentina la solución del problema está en manos de los tribunales. Son los jueces naturales quienes, de considerarlo necesario, disponen libertades. Las cámaras de casación han hecho muy oportunas recomendaciones para hacer frente al problema. Formulo estas aclaraciones tan solo ante la malintencionada campaña que se ha desatado en redes y medios de comunicación induciendo a hacer creer a la ciudadanía que el Gobierno prepara una salida masiva de gente detenida en virtud de procesos penales», finalizó.

Powered by Ao! Press