Karina Jelinek estuvo con Rodrigo horas antes de morir –

12-07-2020 19:58 Por InformateAca

La noche de su muerte Rodrigo se encontró por casualidad con Karina Jelinek en un restaurant donde ambos cenaron. El cantante murió horas más tarde.

 

 

 

 

Karina Jelinek y el Potro Rodrigo cenaron en el mismo restaurant aquella noche fatídica de junio del 2000 y horas más tarde, el cantante murió de manera trágica. Parece una broma de mal gusto pero es verdad. Por aquel entonces, la modelo no era conocida como lo es hoy en día, así que pasó desapercibido en el momento. Sin embargo, a 20 años de su muerte, se conocieron fotos de esa noche donde se lo puede ver posando junto con la actriz.

La existencia de la foto logró inmortalizar un encuentro fortuito que quedará en la historia de la farándula argentina. Sucede que el Potro Rodrigo cenó la noche del viernes 23 de junio del 2000 en el restaurant El Corralón, que en aquellos años concentraba a grandes figuras del mundo artístico de la Argentina.

Así fue como se encontró con su amigo Pepe Parada, a quien se acercó a saludar. El productor estaba cenando con Fernando Olmedo, quien no conocía a Rodrigo. Sin embargo, pegaron buena onda y Pepe le sugirió que se uniera a la gira que iba a tener Rodrigo esa noche para escuchar por primera vez en vivo la música del cuartetero. El destino determinaría luego que esa iba a ser la primera y última vez que escucharía a Rodrigo. Ambos fallecieron en la madrugada del 24 de junio, volviendo de la disco Escándalo de City Bell.

Volviendo a la historia de Jelinek, fue el mismo Pepe Parada quien le presentó a la joven que en ese momento tenía 19 años. Karina se encontraba cenando con el productor y otras personas. Hay quienes dicen que Rodrigo quedó encandilado con la belleza de la joven Jelinek. Sin embargo, ella insiste con que esa fue la única vez que se vieron ya que no se conocían previamente. La foto original los muestra a los tres. Rodrigo abraza a Karina y a Pepe, pero con Jelinek parece estar más cerca aún, rozando sus mejillas.

Otra de las fotos emblemáticas de aquella noche fría en El Corralón es la de el Potro posando con su típico ademán. Probablemente esa sea la última foto de Rodrigo divertido y descontracturado y quedará guardada en la memoria de todos los argentinos.

Powered by Ao! Press