Hernán Drago sufrió de bullying en su adolescencia por tener sobrepeso –

12-07-2020 18:56 Por InformateAca

El modelo Hernán Drago habló una vez más sobre la presión que el bullying ejerció sobre él en su adolescencia

 

 

 

Hernán Drago es, tal vez, uno de los hombres más apuestos de Argentina, pero al igual que los demás, en algún momento de su vida, no se sintió cómodo con el reflejo que veía en el espejo . El modelo y conductor relató su historia de autosuperación durante su participación como invitado en La noche de Mirtha.

Después de hablar de lo feliz que lo hace llevar diversión a las familias desde el programa de Guido Kazcka, Bienvenidos a bordo, Hernán fue interrogado por Juana Viale sobre los problemas que tuvo durante la adolescencia.

Anteriormente, Hernán había ofrecido detalles sobre este tema, del cual habla constantemente con la intención de crear conciencia en los padres con la finalidad de que eduquen a sus hijos para que no hagan bullying.

«Como a los 10, 11 años, yo empecé a engordar porque tenía problemas en el colegio a raíz de las burlas, entonces me acobijaba en las comidas y cuanto más engordaba más se burlaban», relató el modelo en otra ocasión.

«Esto te pone en una situación que te marca a fuego durante mucho tiempo, y te pone en un lugar muy marginal», destacó Drago. «No me invitaban a las fiestas, no iba a bailar, tenía la autoestima muy baja, es un lugar muy vulnerable», agregó.

«En ese momento no estaba de moda la palabra ‘bullying‘, a mí lo que me hacían eran burlas, que evidentemente están dentro del concepto de bullying», resaltó.

El quiebre de Hernán Drago llegó a los 16 años. «Dije ‘yo voy a salir de acá porque esto me está matando'», recordó, y comenzó a hacer dieta, aunque los resultados no fueron los esperados.

«Les mentía a mis papás, les decía que hacia la dieta, que estaba bien y a la noche me metía en la cama y lloraba. Esto no es joda, hay chicos que se matan por esto», observó.

H

H

«Junté tanta bronca que dije ‘voy a demostrar que no soy ese gordito marginado que la gente dice de qué vas a vivir, de qué vas a trabajar'», expresó Drago. «Después fue una consecuencia lo del modelaje, pero yo me propuse tener la panza muy marcada, no sabía que iba a trabajar de modelo, pero fue tanta la bronca que decía ‘ahora voy a salir a correr, y correr y correr’, y llegaba a ir hasta dos veces por día al gimnasio», afirmó.

Por último, Hernán Drago dejó un mensaje para los jóvenes que están pasando por situaciones similares: «La vida no pasa por lo que le dicen sus compañeros».

«Nada viene gratis en la vida, a mí me costó mucho tiempo, y la vida me pagó con creces», añadió. «Hoy lloro de felicidad por aquel Hernán, me siento orgulloso, nadie me regalo nada, disfruto las pequeñas cosas de la vida. Llegué a muchísimo», completó.

Powered by Ao! Press